Unos ladrones roban un coche con el niño dentro

Su madre tuvo que comenzar a trabajar media hora antes comenzar las clases, por lo que dejo al niño en su coche escuchando música mientras ella empezaba su jornada laboral.

La madre se dejo el coche abierto, con lo cuál los ladrones accedieron a él y se lo llevaron.

Cuando la madre del niño  se dio cuenta de lo que sucedido llamó a la policía, naturalmente desesperada por saber que los ladrones se habían llevado a su hijo.

Los policías encontraron al niño treinta minutos más tarde en la clase, sentado como si nada hubiera ocurrido.

Un portavoz de la policía de Norfolk declaro. El muchacho dijo a los ladrones donde quedaba su escuela y que por favor lo dejen allí para que su madre lo pueda retirar. A lo que lo ladrones aceptaron con complacencia.

Lograron rastrear el coche, porque la madre del joven había dejado su iPhone en el interior con un software que le permite rastrear dónde estaba.